Radio en Vivo

Ondas del Porvenir de Boyacá

910 am



Noticias

La silenciosa búsqueda de tres familias para encontrar a sus hijos

Foto: USAQUEN

Padre de uno de los jóvenes desaparecidos relató el drama que han vivido las familias por 27 meses.

Eres el lector número 188 de esta noticia

Por: Óscar Murillo Mojica 07 de mayo 2019 , 07:23 a.m.
Veintisiete meses después de la desaparición de tres menores de edad en Usaquén, todo parece indicar que su búsqueda terminó. El fin de semana, la Fiscalía anunció el hallazgo de unos restos óseos que, si bien aún no habían sido identificados por Medicina Legal, podrían pertenecer a los jóvenes.


La pista de Juan Esteban Moreno, de 14 años, Brayan Andrés Montaña, de 17, y de Mauricio Castillo, de 16, se perdió el 22 de febrero del 2017. El hallazgo fue en el barrio Cerro Norte.

Cuatro capturados por caso de los jóvenes desaparecidos en Cerro Norte
Indagan si restos óseos son de jóvenes desaparecidos en Cerro Norte
¿Cuántas víctimas de la violencia hay en Bogotá?
Germán Montaña, padre de Brayan, recordó que ese día le permitió a su hijo ir a trabajar por primera vez con Mauricio y Juan Esteban en el acarreo de mercados en algunos barrios de la parte alta de Usaquén, como San Cristóbal Norte, donde cámaras de seguridad los captaron por última vez en la camioneta en la que se movilizaban.

Esa misma noche, al notar que su hijo no llegaba a casa, supo que algo había pasado, porque, según él, se trataba de un muchacho muy juicioso. Sin embargo, tuvo que esperar 72 horas para que las autoridades recibieran la denuncia de la desaparición.

Desde ese momento empezó para este hombre, y para los familiares de los otros jóvenes desaparecidos, una titánica lucha contra lo que consideran “poco diligentes acciones de las autoridades”. “Ha sido mucho dolor, de buscarlos y no encontrarlos; siempre que íbamos a donde los investigadores nos decían que no había nada, que no tenían nada claro”, contó Germán.

Incluso, meses después de conocido el hecho, a la familia Castillo llegó un mapa anónimo, dibujado a mano, en el que indicaban el supuesto lugar donde habían enterrado a los jóvenes. Lo primero que hicieron fue informar a las autoridades y solicitar ayuda para hacer una búsqueda en el sitio indicado por el mapa, pero no los escucharon.

“Nos dijeron que teníamos que esperar, que era peligroso ir por allá, pero nosotros no podíamos seguir esperando y cogimos picas y palas y nos fuimos a cavar. Pero nunca habíamos buscado muertos, no sabíamos cómo hacerlo”, recordó con indignación Germán.

Además, agregó que el lugar en el que fueron hallados los restos este fin de semana estaba a unos 300 o 400 metros de donde ellos realizaron la rudimentaria búsqueda. “Si nos hubieran creído, los hubiéramos encontrado hace mucho tiempo”, lamentó el progenitor.

Ha sido mucho dolor, de buscarlos y no encontrarlos; siempre que íbamos a donde los investigadores nos decían que no había nada, que no tenían nada claro
FACEBOOK
TWITTER
Pese a que todo indica que los restos hallados pertenecen a Brayan, Juan Esteban y Mauricio, todo este tiempo de frustraciones ha hecho de Germán Montaña un hombre desconfiado, por lo que, manifestó, hasta que no haya un pronunciamiento oficial sobre el material genético que está analizando Medicina Legal no estará tranquilo.

Sin embargo, la cercanía entre el sitio indicado en el mapa anónimo con el lugar donde se hallaron los cuerpos, además de la información que Medicina Legal le suministró a la familia de que se trataría de huesos de personas jóvenes, parece desenredar este dramático caso.

De hecho, Karina Castillo, una de las hermanas de Mauricio, después de enterarse del hallazgo, escribió en sus redes sociales sentidos mensajes en memoria de su familiar.

“Te me fuiste hermano, solo nos quedaron tus hermosos recuerdos y tu sonrisa. No sabes el dolor que siento en mi corazón y en mi alma, no puedo entender por qué te pasó, por qué te hicieron eso. Esperándote dos años, teniendo una hermosa esperanza de poder abrazarte otra vez, lastimosamente nos toca recordarte siempre, te llevaré en mi corazón, perdóname por no cuidarte hermanito”.

¿Qué le pasó a los jóvenes?
La Fiscalía anunció que por este caso ya fueron capturadas cuatro personas: Héctor Duarte, José Andrés Ceballos, Sandra Liliana Cajicá y Brayan Alexánder Martínez, quienes deberán responder por los delitos de desaparición forzada, tráfico y fabricación de armas de fuego agravado, hurto agravado y calificado, porte de armas de fuego, receptáculo y falsedad marcaria.

Según pudo establecer EL TIEMPO, en la audiencia de judicialización de estas personas se lograron obtener pistas para hallar los restos óseos y se estarían preparando más capturas.

Sin embargo, de acuerdo con la versión de Germán Montaña, han sido muchas las hipótesis que durante todo este tiempo han escuchado: que se trató de un robo, que fueron bandas criminales, que los confundieron con delincuentes, en fin. Estas teorías se han ido desvirtuando, pero todavía no se resuelve lo que más les interesa: saber qué ocurrió y por qué.

“Por qué los desaparecieron, queremos saber qué pasó, por qué se nos llevaron a nuestros niños. Queremos que haya justicia”, reclamó Montaña.

Fuente: EL TIEMPO

Eres el lector número 188 de esta noticia

Publicidad

Contacto

Formulario de Contacto

Nuestra ubicación

CONTACTO DE PRENSA:

  • Director General: Gonzalo Parra Pamplona
  • Dirección: Cra. 6a N° 3-82 - Samáca, Boyacá
  • Teléfono: (8)7372066 - (8)7373926
  • Celular: 311 505 3989
  • Email: ondasdelporvenir@yahoo.es